SETIEMBRE DE 2016

CONSIDERACIONES SOBRE ACTUAL SITUACIÓN DE UPYD

Introducción:

El presente documento no tiene otro objetivo que el de abordar de forma analítica, una serie de cuestiones que envuelven  a nuestro Partido, Unión Progreso y Democracia, y que según la experiencia personal del autor, parecen obviarse de forma sistemática, en los comentarios y análisis de personas con las que habitualmente interacciona.

Son cuatro los grupos a los que el autor ha sometido a observación:

  • Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, entre los que siempre ha constatado una gran simpatía por UPYD,
  • Su círculo de amigos, amistades y conocidos, formado por un numeroso y heterogéneo grupo de personas con amplio espectro de formación académica, cultural, social y filia política.
  • Ocasionalmente, un grupo de jóvenes, amigos de sus hijas, cuando por alguna circunstancia ha sido posible sacar a colación el tema de la política, lo que en esta experiencia, ha resultado bastante frustrante.
  • Los propios compañeros de UPYD, tanto en la Región de Murcia, como en los foros y redes sociales.

El período de observación abarca desde las Elecciones Generales del 20 de Diciembre de 2015 hasta la fecha de este documento, el cual no pretende aparentar ser un trabajo científico al uso, pero sí que se ha procurado muy firmemente, mantener la objetividad, aislar la opinión personal de las opiniones observadas y dejar las conclusiones para el final.

Así, se ha ido dilucidando cómo percibe a UPYD cada uno de estos grupos de personas y se han marcado determinados aspectos o puntos que los afiliados de UPYD damos por sentados o a los que habitualmente nos aferramos, igual que aquellos otros que con demasiada facilidad desdeñamos.

Los miembros del CNP con los que el autor ha comentado la situación de UPYD, en la inmensa mayoría de ocasiones, han manifestado su simpatía hacia nosotros, reconociendo que hemos sido el único partido que ha cumplido lo que prometía, y que sus líneas generales de actuación (Nuestro Manifiesto Fundacional), en especial la Unidad de España, la recentralización de competencias como Sanidad, Educación, etc., son lo que les gustaría que un partido político llevara a cabo desde el Gobierno.

Sin embargo, cuando se les pregunta por qué entonces no votan a UPYD, la respuesta mayoritaria es “Yo les voté hace cuatro años, pero ahora no tienen posibilidades y sería tirar el voto” Es decir, que para ellos, un voto útil no es votar a quien les ha sido más útil, sino a quien tiene más posibilidades de ganar, ergo, nuestro Manifiesto Fundacional y nuestro programa electoral son para ellos, algo secundario ante otras consideraciones, como que no gane éste partido o aquél otro.

En cuanto al Grupo de Amistades, aquí divergen más en lo tocante a los motivos para no votar a UPYD.

Quienes simpatizan con nosotros, argumentan lo mismo que el Grupo de compañeros de trabajo y manifiestan que han elegido a quien creían que tenía posibilidades de alcanzar el Parlamento, por lo que automáticamente y sin ninguna otra consideración nos desestiman como opción.

Por otro lado, aquellas personas que tienen preferencia establecida por otros partidos políticos, sistemáticamente argumentan en contra de UPYD con los tópicos que los Medios de Comunicación han hecho famosos, es decir, falacias retóricas con total desconocimiento de la realidad, nuestros postulados o, por supuesto, cualquier contraposición crítica entre nosotros y el partido de su preferencia. Resultado: TOTAL INDIFERENCIA, además de desdén.

El Tercer Grupo, formado por jóvenes universitarios, en su práctica totalidad, la mayoría de las veces han mostrado un desesperanzador desdén por la Política y como mucho se referencian a PODEMOS de forma general, pero con total desconocimiento de lo más básico en cuanto a la realidad de lo que representa la acción política ciudadana, la responsabilidad de los ciudadanos y, ni tan siquiera, qué significa exactamente lo que propone el partido mencionado.

No obstante, en unos pocos casos, (muy pocos), algún joven más inquisitivo, cuando se le ha presentado nuestro programa electoral, no como tal, sino con ejemplos comprensibles y concretos, ha dado muestras de una agradable sorpresa al comprobar que al menos un partido político parece contemplar sus inquietudes. Resultado: Total despreocupación de la política, cuya única vertiente algo atractiva es la más radical, a la que en su desconocimiento asimilan a rebeldía, tan del gusto de la juventud.

Por último, es sin embargo el Cuarto Grupo, el de los propios compañeros de UPYD el que más desconcierta, pues junto con las metas básicas comunes, se aprecian tal variedad de visiones subjetivas que se antoja inverosímil que todavía sigamos unidos.

Si bien en lo generalizado estamos todos más o menos de acuerdo, en lo que se refiere a temas como el camino a seguir ahora, la forma de denominarnos, los esfuerzos a realizar, el enfoque de nuestros mensajes…, etc., el resultado es que cada uno de nosotros es un ideólogo de manual.

Nuestra propia fuerza, que es el general y mayoritario librepensamiento de nuestros afiliados, en la actual situación de un verdadero vacío de poder, se convierte en nuestra debilidad, por el peligro de disgregación de afiliados al comprobar que todos somos libres de exponer lo que se nos ocurre sin una directriz previa, pues aun sabiendo que es ahora cuando debemos marcar dicha directriz que ha de surgir de esta tormenta de ideas, porque a todos nos gustaría que se nos oyera nuestra proposición y, como creemos que la nuestra es la mejor, un rechazo de la misma puede llevar al afiliado que se sienta relegado, al abandono. Resultado: Al final del Informe.

En resumen, de la observación de cuanto habitualmente estos grupos de personas manifiestan, argumentan, aseveran, en definitiva, perciben de nosotros, puede traducirse, muy esquemáticamente en los siguientes puntos:

 Resumen de elementos que interaccionan:

  • UN MANIFIESTO INATACABLE
  • UNA TRAYECTORIA INTACHABLE
  • SU IRRELEVANCIA EN EL PANORAMA POLÍTICO ACTUAL
  1. Una percepción ciudadana de proyecto fracasado.
  2. Proyección de imagen desdibujada por la coincidencia de la salida del Partido de las únicas caras conocidas con la dificultad para formar una nueva Dirección con caras populares ¡SOLO SON CONOCIDAS DOS O TRES CARAS!
  3. No damos una imagen de partido ¡PRESIDENCIABLE! al no aportar un equipo compacto y brillante a los ojos de los ciudadanos.
  4. Relegados al ostracismo por los Medios de Comunicación y, por lo tanto, invisibles al Electorado

 UNOS CIUDADANOS CON ANSIAS MUY CONCRETAS

  1. Están hartos de la corrupción, pero, sobre todo, están hartos de que se les robe ¡Pese a todo, no es tanto lo que roban algunos, sino lo que necesitan ellos:

 

  1. Trabajo
  2. Mejores condiciones económicas
  3. Ver una salida real a sus crisis personales y familiares
  4. Que se les ofrezca un plan que consideren factible, y no las promesas de siempre, irrealizables, complejas  y difusas.
  5. Dicho Plan debe contener 4 o 5 puntos de aplicación posible, rápida, barata y eficaz

 

  1. Necesitan sentir que todas las medidas conducen a una mayor justicia, de forma que sin cambiar mucho, cambie sus vidas, porque comprenden que los cambios radicales son a muy largo plazo y en el fondo, imposibles.
  2. Hay que ofrecer soluciones a corto plazo, de repercusión inmediata, que se complementen con mejoras progresivas a medio-corto plazo.

 

  • FALTA DE UN MENSAJE ATRACTIVO Y ACORDE CON LO QUE PIDEN LOS CIUDADANOS

 

Los mensajes deben cumplir ciertos requisitos y adoptar el formato idóneo para cada caso.

 

  1. Entre los requisitos que más influyen está el conocido como “Credibilidad de la Fuente”; es decir, quien emite el mensaje… ¡Nosotros!, debe tener credibilidad. El ciudadano ha de percibir que tenemos la capacidad de afrontar un proyecto de Gobierno, o al menos con la suficiente fuerza para darle inicio y sostener la presión, creer que cumpliremos lo que decimos, pero que, sobre todo, podremos hacerlo sin gran dificultad.
  2. El mensaje no puede contener más de 3 o 4 puntos porque si no, se diluye dentro de la saturada red de mensajes que circulan en la Política.
  3. Ha de contener puntos distintos a los que ofrecen los otros Partidos Políticos con mayor alcance mediático, porque en caso contrario, estos puntos serán atribuidos a tales otros partidos.
  4. Aun lo anterior, hay que contar con que los demás actores políticos tratarán de apropiárselos, por lo que habrá que buscar fórmulas que aseguren la fijación, la impronta que asocie su autoría a nuestro Partido, por ejemplo, la repetición machacona del enunciado por una cara inequívocamente nuestra.

De todo lo anterior se desprende:

  1. Que, a tenor de nuestra situación actual y toda vez que nuestro Manifiesto Fundacional no ha cambiado, mientras que sí ha cambiado nuestra situación con respecto a hace un par de años, EL MANIFIESTO FUNDACIONAL, POR SÍ SOLO, NO ES GARANTÍA DE ÉXITO; debemos dejar de enarbolarlo continuamente como leitmotiv, porque no sirve de ayuda, sino todo lo contrario; EL MANIFIESTO, A MENUDO, ES ASOCIADO AL UPYD FRACASADO. (Esto es lo que manifiestan con asiduidad los grupos de personas observados).
  2. Tampoco funciona aludir a nuestras luchas en los Tribunales contra los casos de corrupción, Las preferentes, etc., por los mismos motivos que en el anterior caso.
  3. La difusión del mensaje requiere de medios de comunicación y difusión, lo que no quiere decir, necesariamente, que éstos sean los Medios de Comunicación al uso; esos mismos que nos han venido condenando al ostracismo.
  4. De lo anterior se deriva que precisamos de otros medios de comunicación; principalmente, por la vía del aumento de afiliados.
  5. El aumento de afiliados conlleva ventajas:

 

1) Aumenta nuestra masa social implicada en nuestros objetivos

2) Aporta ingresos, aunque sean limitados

3) Extiende nuestro mensaje en el entorno social y familiar de cada nuevo afiliado.

4) Ergo, posibilita el "Efecto Contagio" de crecimiento exponencial

 

  1. Además, el EMISOR; (Nuestros portavoces, representantes, quien en cada momento dé la cara), ha de transmitir dos virtudes o características imprescindibles:

 

1)      "Auctoritas"; esa legitimación que la sociedad le reconoce a alguien por su saber, formación o virtud, por lo que su opinión es tenida en cuenta por su fuerte valor moral, aun cuando quien la ostenta carezca del poder legal establecido, que sí que tiene capacidad de imponer una decisión y que se recoge en el término latino de la "potestas".

 

2)      "Presidenciable"; un concepto vago que la ciudadanía tiene establecido como cliché de lo que debe ser o lo que cree que es un gobernante, o mejor expresado, cómo cree que debe ser todo aquel que pretenda obtener un voto para gestionar la "cosa pública" y nos guste o no, se necesita la imagen de "presidenciable" para que nuestro mensaje sea tenido en cuenta.

La otra opción sería romper con el cliché por el lado contrario, como hacen los de PODEMOS, pero ellos dejan claro que lo que pretenden es una revolución al viejo estilo, radical.

Todo cuanto quede entre ambos conceptos se verá difuminado. El "buenismo", la imagen cordial, espontánea, cercana, de gente del pueblo, puede quedar bien en las distancias cortas, durante un acto electoral, una campaña con los ciudadanos, etc., pero no en los comunicados o la imagen corporativa, que ha de ser de seriedad, competencia, competitividad, seguridad y empaque.

 

Actuaciones concretas (Resumen)

Partiendo de lo dicho al principio sobre la necesidad perentoria de la ciudadanía de soluciones eficaces, rápidas y posibles al grave problema económico de las familias, hemos de buscar en el Área Económica el principal mensaje a presentar por un UPYD con imagen de presidenciable y con una auctoritas reconocida.

En nuestro programa electoral van incluidas medidas totalmente válidas pero igualmente tan generalizadas como para no ser entendidas y, por lo tanto, para que pasen inadvertidas a los ciudadanos.

Sin embargo, en el cumplimiento de esos puntos económicos, resulta bastante fácil extraer de las generalidades, concreciones impactantes pero reales y sencillas de implementar.

Así, es preciso:

1) Estructurar un mensaje económico atractivo, sencillo, fácil de implementar, con resultados a muy corto plazo y que transmita la sensación de “justicia social” sin ser reaccionario. (Los conflictos, como he dicho, son atractivos para soñar pero temibles para realizar)

2) Dicho mensaje ha de estar respaldado por la imagen de Presidenciable del Partido y por la “Auctoritas” de quien lo firme.

3) Si carecemos de un responsable del Área Económica que aporte tal autoridad, debemos buscar quien le respalde y refuerce la credibilidad; por ejemplo, encargar, solicitar, rogar, pagar…, un informe que respalde nuestras tesis a algún economista con eco y renombre, o a los sindicatos de Inspectores de Hacienda.

4) Hay tres medidas muy fáciles de implementar y cuyas repercusiones reúnen los requisitos que ya he mencionado de Justicia, rapidez y repercusión económica favorable para los ciudadanos. Y lo más importante, los técnicos de Hacienda ya han propuesto una serie de medidas con las que estiman que se podrían recaudar 60.000 millones de euros más al año.

 

Este Plan, Propuesta de Partido o Mensaje de UPYD como paquete estrella de medidas consistiría en:

 

1) Duplicar el número de Inspectores y Técnicos de Hacienda dedicados a la investigación del Fraude Fiscal en las Grandes Empresas.

2) Cambiar la ley que les impone un plazo máximo de 1 año para cada investigación de este tipo.

3) Complementar las anteriores medidas con igual implementación del SEPBLAC, (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias.

4) Permitir a los Inspectores de Hacienda realizar auditorías sobre el control del gasto público.

5) Reducir sustancialmente las deducciones en el Impuesto de Sociedades y fijar un tipo de gravamen más adecuado y justo (Ya se ha apuntado que gracias a las deducciones por pérdidas y operaciones con empresas subsidiarias en paraísos fiscales, sólo pagan del 3'5 al 5%). De esta forma aseguran que se recaudarían otros 14.000 millones de euros más al año.

6) Los bancos y demás entidades financieras manejan anualmente grandes cantidades de dinero cuyo movimiento genera enormes beneficios y los Técnicos e Inspectores de Hacienda consideran que un impuesto sobre dichas transacciones podría aportar a las arcas públicas unos 4.500 millones de euros al año.

7) excluir del concepto de rentas del ahorro las ganancias patrimoniales fruto de especulaciones, (O son de ahorros a plazo fijo o son inversiones financieras de compra y venta de acciones).

Todas estas medidas se pueden implementar en un plazo de tiempo muy exiguo; unos pocos meses, salvo el de la especialización de nuevos Inspectores, pero la simple derivación de la mayoría de los que ahora se dedican a revisar la contabilidad de PYMES y asalariados, cuyo fraude representa únicamente el 20%, permitiría destapar, a cambio, más del 80% del fraude actual.

El informe de los Inspectores de Hacienda ya existe y su sola unión a nuestro mensaje, a nuestra propuesta, la revestiría de una “auctoritas” incuestionable, que supliría la falta de un Premio Nobel de Economía como "Gurú" de nuestra Área Económica.

Además, no es algo que nos saquemos de la manga, sin más; es simplemente copiar las situaciones que en esta materia se dan en Alemania, Reino Unido, Francia, y resto de economías fuertes de la Eurozona.

El Neoliberalismo de la Derecha española no cesa de repetir que debemos parecernos a Alemania en cuanto a su modelo de sanidad pública; que debemos admitir que nuestro sistema de sanidad es inviable y que, por eso hay que imitar otro sistema que funciona.

Nosotros debemos transmitir que es de sabios copiar lo que nos mejora, pero no lo que nos hace peores. Son los alemanes y el resto del Mundo quienes deben copiar nuestro Sistema Nacional de Pensiones y de Salud Pública. NOSOTROS, A CAMBIO, QUEREMOS COPIARLES SU LUCHA CONTRA EL FRAUDE FISCAL

Unir estos conceptos transmite que no proponemos acciones radicales, sino justas. No pedimos que nadie pague más, sino, tan solo, que TODOS paguen lo que deben pagar. Los ingresos públicos provienen de los impuestos que los españoles y las empresas domiciliadas en España pagan, a lo que hay que descontar la evasión y la elusión fiscal; principal causa de fraude a la Hacienda Pública.

En la actualidad, como hay dedicados pocos inspectores a estas investigaciones y deben acabarlas en un solo año, resulta imposible cerrar casos contra los grandes defraudadores, y quedan impunes. Es la consecuencia de leyes dictadas por las propias grandes empresas que sostienen el Sistema de Puertas Giratorias. (El 80% de las empresas del Ibex35 tienen en sus consejos de administración a ex cargos políticos y son precisamente estas empresas las que más defraudan).

Los inspectores y técnicos de Hacienda aseguran que por cada euro invertido en la lucha contra el fraude fiscal se recaudarían 167 euros, pero contra toda lógica, la Agencia Tributaria pasó de 26.668 trabajadores y un presupuesto de 1.357 millones en 2012 a 26.361 en 2013 (307 menos) y un presupuesto de 1.328 millones de euros, (29 menos), en 2014. Como la relación entre lo recaudado y lo invertido es de 167 a 1, eso significa que con sólo haber mantenido la dotación presupuestaria, ese año se habrían recaudado 4843 millones de euros más.

Es de remarcar y en ello habría que incidir, que la propuesta anterior, es, NI MÁS NI MENOS, lo que se hace en el resto de países de Europa, como Alemania o Francia. Y que en ningún caso supone limitar la acción de igualación y redistribución contributiva, que se continuará con otras medidas. TAN SOLO, ESTAS SON AQUELLAS QUE SE PUEDEN TOMAR Y LLEVAR A LA PRÁCTICA EN POCAS SEMANAS Y CUYOS RESULTADOS SERÍAN PATENTES EN EL PRIMER AÑO Y EFECTIVOS ANTES DE ACABAR LA LEGISLATURA.

En cualquier caso, repito que es esencial hacer público un equipo de Dirección completo, competente, que aparezca indistintamente en los medios de comunicación para que UPYD no sean solo Maite, Gorka (Hoy habría que decir, Cristiano) o Fernando. (A los demás ni los afiliados los conocemos). Y es imprescindible que el Partido invierta en formación de sus representantes en técnicas de comunicación, en redes sociales, pero, sobre todo, en directo, en las entrevistas, en sus discursos en su puesta en escena.

Hay que instruir a nuestros representantes en la forma de transmitir nuestro mensaje a pesar de que las preguntas que se nos formulen no lleven ese camino. Es imprescindible contratar expertos en comunicación (NO NOS REFERIMOS A PERIODISTAS). Un periodista sabrá, probablemente, de periodismo, pero aquí estamos hablando de Psicología Social (Ver artículo relacionado).

En cualquier caso, en toda intervención pública de los representantes del Partido, siempre habrá preguntas para cuya respuesta no tengamos una contestación pensada y hay que tener preparados "Comodines" de esos de “Tú me preguntas lo que quieras que yo te contesto lo que me da la gana”.

También hay que estudiar un Plan de Expansión que explore posibles captaciones o acuerdos y uniones con otros pequeños partidos desconocidos o locales que pudieran integrarse en UPYD, (No hablo de Fusiones y cambio de siglas, sino de integrarlos).

Otro asunto a tener en cuenta es la definición de UPYD como Partido. Si somos solo de Centro, si somos de Centro Derecha, de Centro Izquierda o Centro Progresista. Si estamos en la Social Democracia o en la Derecha Liberal.

Se ha de contar con una respuesta que todos nuestros representantes tengan interiorizada, ya sea de su agrado personal como si es contraria al mismo. Debe ser la Postura Oficial del Partido. Nuestra propuesta es que reafirmemos nuestro centrismo progresista y que para ello aludamos a esa Tercera España de Salvador de Madariaga (Ver artículo relacionado) que respondía a las Dos Españas que hiciera famosas Antonio Machado. En palabras de Ortega y Gasset, "Ser de la Izquierda es, como ser de la Derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil; ambas, en efecto, son formas de la hemiplejia moral".

Y, como última recomendación, UPYD debería aprovechar el tiempo muerto en que se encuentra, parlamentariamente hablando, para hacer Educación Política en la población. Ejercer como una especie de Think Tank; un laboratorio de ideas que lleve a la ciudadanía la reflexión intelectual sobre asuntos de política social, estrategia política, economía o cultural, pero, sobre todo, que tenga como objetivo, hacer llegar y comprender a la ciudadanía, nuestra visión política de España y nuestras propuestas y objetivos.

 

Murcia, 07 de septiembre de 2016