QUIÉN NOS INFORMA

  • Quién nos informa

    “¿Se puede realmente diferenciar entre los medios de comunicación de masas como instrumentos de información y diversión, y como medios de manipulación y adoctrinamiento?”
    ― Herbert Marcuse

  • Clase de macroeconomía

    El Doctor Julián Pavón nos da una magistral, ilustrativa, sencilla e imprescindible lección de macroeconomía.
    Más vídeos, clic derecho en //economiasinfronteras.wordpress.com/2011/03/24/julian-pavon-y-sus-clases-sobre-keynes/

  • Confesiones de un sicario económico

    Con ocasión de la publicación de su libro "Confessions of an Economic Hit Man, John Perkins, antiguo agente encubierto al servicio de corporaciones norteamericanas explica en una entrevista cómo actúa el FMI.

QUIÉNES SON LOS VERDADEROS PROPIETARIOS DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Esta presentación refleja la estructura de propiedad de los medios de comunicación y su pertenencia sin excepciones a grupos económicos

Extracto del libro "Estafa al Rebaño. Los bajos fondos de las Altas Esferas al descubierto"

"... los cambistas no podían permitir que América imprimiera su propio dinero... En 1791 nacía el First Bank of the United States”  con el 80% del capital privado y sólo el 20% suscrito por el Estado, con un estatuto de 20 años de monopolio en la emisión de papel moneda...

En 1811, cumplidos los 20 años otorgados, la prensa independiente lo atacó abiertamente y los representantes de Pensilvania y de Virginia aprobaron resoluciones en las que pedían al Congreso que aniquilará el Banco Central.

Éste fue uno de esos momentos en que los cambistas extraían lecciones de los reveses y perfeccionaban su estrategia. Comprendieron que era vital controlar los medios de comunicación de masas. La banca internacional decidió que no podía existir una prensa libre...

El Second Bank, Andrew Jackson y el atentado

En 1816 el Gobierno de Estados Unidos aprobó otro banco central privado; el Second Bank of the United States”, copia de los anteriores...

... Doce años después, en 1828, fue nombrado presidente de EE UU, Andrew Jackson, quien harto de la manipulación dela economía por el banco central, dijo públicamente que no renovaría la concesión otros 20 años.

En 1832 el banco pidió al Congreso una renovación cuatro años antes de finalizar su concesión y el Congreso, comprado por el Banco, aceptó y envió el proyecto para que el Presidente lo firmara, pero Jackson vetó la Ley.

Biddle, presidente del Banco, amenazó con provocar una depresión económica si el banco no era reinstaurado y en un alarde de prepotencia, amenazó públicamente con que los banqueros harían que el dinero fuera escaseando, para forzar al Congreso a que restaurase el Banco.

Usando el adquirido poder del control de flujo de dinero circulante que otorgaba el monopolio de la emisión de billetes, el Banco redujo el suministro de dinero y pidió el pago de las deudas pendientes, negándose a facilitar nuevos créditos que ayudaran a negociarlas. El resultado fue el pánico financiero y una profunda depresión, causada artificialmente de la que Biddle culpó a Jackson.

Con dos armas invencibles en sus manos, el dinero y los medios de comunicación, el plan de Biddle funcionó. Los salarios y los precios se desplomaron, el desempleo se desbocó y las bancarrotas se sucedieron. Rápidamente, la nación se sublevó y los editores de los periódicos, empleados de Biddle y sus socios, vilipendiaron a Jackson.

El banco amenazó con retirar los pagos al Congreso, dejando a los políticos sin soporte financiero, con lo que en pocos meses se produjo la que es conocida como la “Sesión Pánico”. Seis meses después de la retirara de los fondos del Banco Central, Jackson fue oficialmente desacreditado por una resolución del senado con 26 votos contra 20. ¡Era la primera vez que el Congreso sancionaba a un presidente!