Atención: para entender el artículo es preciso ver antes el vídeo del siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=N72UZFFN5HE&feature=youtu.be

Hace unos días, un amigo me envió un vídeo en el que el presentador se preguntaba si España es un Régimen Fascista,  y para contestar su propia pregunta referenciaba varios ejemplos a la obra de Umberto Eco, “El fascismo Eterno”. 

Mi amigo me pedía mi opinión sobre el vídeo, sus afirmaciones y las conclusiones que de él se extraían y yo le contesté que prefería argumentar mi respuesta antes que dar una simple opinión.

Este artículo va dirigido a él, pero también a cualquier otra persona que aguante este rollo y crea en la conveniencia del análisis lógico antes de la emisión de una opinión, y para ello, creo necesario establecer determinadas reglas que eliminen en la medida de los posible los puntos de fricción que nuestras diferencias de percepción aportarían a un razonamiento sin más.

Así, propongo acordar una especie de árbitro; una fuente independiente con la que ambos podríamos conformarnos, y me explico. El mundo que nos rodea tiene un cariz u otro, en función de la percepción que cada uno de nosotros tiene de él. Algo que yo puedo percibir como natural y lógico, mi amigo puede percibirlo como intolerable e irracional, por lo que nunca lo aceptaría como premisa, y viceversa; algo que para le sea un axioma, para mí puede ser una futilidad inconsecuente. De ahí lo de buscar un “Árbitro” que ambos pudiéramos aceptar y que sea fácil de consultar. Ese árbitro podría ser la Wikipedia.

Vale que sus artículos pueden ser cuestionados por cualquiera, pero, generalmente a los sencillos ejemplos que voy a proponer,  creo que puede valernos porque ambos tenemos fácil acceso y un simple link en este escrito, le llevará a él a mi referencia y a su vez podrá buscar otras fuentes para contrastar.

Otro acuerdo previo es que no estar de acuerdo con la argumentación del vídeo de referencia  no significa que su conclusión no sea cierta. Si yo acabo afirmando que la argumentación expuesta en el vídeo es errónea, no quiero decir con ello que la conclusión (España es un régimen fascista), también sea errónea. Permítaseme un ejemplo clásico:

El silogismo “Todos los andaluces son rubios. Tú eres andaluz. Luego tú eres rubio”, es correcto. Sin embargo si argumentamos en el sentido de que “Todos los andaluces son rubios. Tú eres Rubio. Luego tú eres andaluz”, el silogismo… ¡El argumento!, es incorrecto (falaz), porque no todos los rubios son andaluces. Pero, sin embargo, puede que la conclusión sea correcta, pues puede que por pura casualidad, ajena al razonamiento ilógico, tú seas andaluz. Mi análisis no cuestionará la conclusión del vídeo; solo su argumentación.

Y como complemento a lo anterior, que no esté de acuerdo con quienes así opinan, no significa que esté en contra de ellos. Mi amigo podría pensar aquello de que si no piensas como yo, piensas lo contrario que yo, cuando existen multitud de  matices; puedo pensar lo mismo que él en algunas cosas, totalmente lo contrario en otras, y en muchas otras tendré pequeñas diferencias que no pueden considerarse exactamente contrarias, pues en un contexto más amplio, ambos pensaremos en la misma dirección, tal vez de forma paralela, pero no opuesta. Como dice Georges Bataille, todo escrito es también la suma de los malentendidos a que da ocasión, pero creo que ya ha quedado clara mi intención.

Volviendo al vídeo, a lo que expone, los argumentos que esgrime y las deficiencias lógicas que creo que lo saturan, en primer lugar evaluaré la Fuente en sí. Una fuente de información se clasifica  con letras A, B, C o D, según su fiabilidad con respecto a quien elabora el informe de inteligencia sobre una información.

Una fuente A es el propio Agente de inteligencia u otro agente o fuente incuestionada. (Yo no dudo de mí mismo, de lo que he observado, de mis objetivos o mis intenciones, a la hora de emitir una información).

Una fuente B sería un organismo oficial y contrastado, Un médico considerará a otro médico como fuente de información B, acerca de una prueba a un paciente… ¡La prueba no la habrá hecho el Traumatólogo, pero considerará al radiólogo como fuente B).

Una fuente C será alguien que, fuera del ámbito profesional que sea, pero del que conocemos sus motivaciones y objetivos, aporta información lateral habitualmente fiable.

Y una fuente D es el amigo de mi cuñado que ha oído que va a subir la gasolina.

Y esas fuentes, a su vez, habrán adquirido la información de un modo que se clasifica por números del 1 al 4, donde 1 es cuando la misma fuente ha visto o adquirido directamente la información, 2 sería cuando la ha adquirido de segundos fiables, 3 sería cuando sin haberla adquirido de una fuente directa, es posible contrastarla a través de otras fuentes y 4 es cuando no es posible contrastarla.

Cuando yo leo el BOE, la información es A1, pero si oigo en el Telediario que se ha publicado algo en el BOE, la información es C1 (Los medios de comunicación son fuentes C, pero el medio consultado es 1), pero si el ABC me informa de que Pablo Iglesias ha robado el cepillo de la parroquia, la considero  información C3, porque conozco la tendencia de derechas y monárquica de ese periódico, su animadversión hacia Iglesias y porque aun no habiendo tenido acceso a la información inicial, se puede contrastar (Denuncia del párroco, testigos, etc.). Y si mi amigo Pepe me dice que a su vecino le han dicho que va a subir la harina, la fuente es D4. Y como pueden imaginar, una fuente A1 es incuestionable para el investigador, mientras que una fuente C4, no deja de ser más que un rumor, que puede que sea cierto, pero que como fuente no tiene más valor que una lucecita en la cabeza para estar alerta… ¡Por si acaso!

En el caso que nos ocupa, desconozco la fuente (No conozco al individuo) y desconozco sus motivaciones (Puedo intuirlas, adivinarlas, pero no puedo afirmar que las conozca, por lo que a efectos argumentativos, las desconozco) y tampoco tengo experiencia previa de otras informaciones de esa fuente que luego haya podido confirmar (Su credibilidad no está acreditada)

Luego, aunque para otros pueda ser A1, PARA MÍ, que soy quien elaboro el informe, esta fuente tendría una clasificación D, y su información, un nivel 3. D, porque no lo conozco y 3 porque la información que aparece es contrastable, de hecho, la muestra, pero yo no he fiscalizado a los periódicos que dan tales noticias y desconozco los sesgos que puedan contener, igual que pongo en duda que todas ellas sean referencias válidas para la hipótesis que plantea el vídeo, y el valor de la exactitud de la información queda comprometida por el desconocimiento de las motivaciones (Sesgos en la presentación de dicha información) y eso es lo siguiente a analizar.

En primer lugar, toda la argumentación que se defiende en el vídeo está sostenida por lo que se conoce como FALACIA DE GENERALIZACIÓN APRESURADA, que consiste en inferir una conclusión a partir de unos pocos ejemplos insuficientes, dando lugar a una generalización inconsistente.

En segundo lugar, el presentador del vídeo, aporta datos incompletos sobre su referente (El trabajo de ECO), pues, aunque dice que se origina en una charla en la Universidad de Columbia, no lo contextualiza dentro de los días posteriores al atentado del terrorismo paramilitar de extrema derecha en Oklahoma City y que era dentro de ese contexto de organizaciones paramilitares de derechas, donde ponía de ejemplo las características del Ur-Fascismo italiano de Mussolini.

La diferencia con España es que no todos los fascismos llegaron a ser iguales y mientras el Ur-Fascismo italiano se caracterizó por la preeminencia del Estado, el fascismo nazi lo hizo por su racismo y el fascismo español se caracterizó por su vertiente religiosa en lo que llamamos nacional-catolicismo.

Otra omisión que hace el presentador es que si bien señala que no hacen falta los catorce signos que aparecen en la obra de ECO para que haya fascismo, en cambio no menciona que en otro punto del libro señala igualmente que la existencia de uno o varios de estos signos, tampoco supone per se que el régimen a estudiar sea fascista. ECO era semiólogo y yo un apasionado de su obra y quienes lo hemos leído sabemos que la interpretación de cualquier signo ha de hacerse en su contexto, pues cambia el significado según dónde y con quién (En unas sociedades, mirar a los ojos es señal de franqueza y en otras, señal de desafío).

Y tampoco dice que el fascismo es una ideología política y cultural fundamentada en la unidad “Estado, Partido Único, Centralismo y Pensamiento Único”; lo que subraya aquello de ejemplos insuficientes, porque la mayoría de los que aporta el vídeo y en los que basa su argumentación, no son del Estado, sino de personas concretas y aun siendo de un gobierno en particular, no lo son del Estado, llevando así a otra falacia llamada AFIRMACIÓN DEL CONSECUENTE o ERROR INVERSO, por el que se niega a un signo la posibilidad de significar más de una cosa, por ejemplo, que una actitud de un Gobierno pueda atribuirse al fascismo, no quiere decir que en realidad corresponda a otra motivación, tal vez de tinte o simpatía fascista, pero sin la intención de instaurar un régimen fascista, como, por ejemplo, la fuerte religiosidad de algunos de sus miembros, característica que tenía el régimen nacional católico, pero eso no quiere decir que el Gobierno actual en sí lo sea ni que pretenda hacer de España y régimen nacional católico.

  1. Cuando tengo gripe me duele la garganta
  2. Me duele la garganta
  3. Por lo tanto, tengo gripe

En este caso:

     1: Si soy fascista soy muy religioso

     2: Soy muy religioso

     3: por lo tanto soy fascista…

En realidad me duele la garganta porque anoche estuve gritando durante el partido de fútbol, y soy muy religioso porque de verdad creo en Dios.

El vídeo recurre también a otra falacia llamada ARREGLO DE BULTO, en la que busca la asociación de elementos que tradicionalmente han ido juntos y son desagradables con sus afirmaciones. Habla de Fascismo e introduce imágenes que todos asociamos con tragedias (Mussolini con su cara agria, soldados con medallas, viejos y adustos) y la mezcla a su vez con otra falacia llamada de FALSA VIVENCIA, que consiste en añadir muchos detalles a un argumento para hacerlo más vívido de forma que el espectador , ante tanta vividez no duda de la certeza del suceso, y por la falacia conocida como DE TRANSFERENCIA trasfiere esa sensación de certeza al argumento, cuando la certeza de un hecho no aporta certeza a un argumento, que debe ser lógico, (Que sea cierto que cuando nieva hace frio no hace cierto que siempre que haga frio, nieve).

CONCLUSIÓN:

El vídeo no aporta argumento válido alguno de que España sea un régimen fascista. Dicha argumentación está plagada de sesgos cognitivos y falacias, principalmente la conocida como de MUESTRA SESGADA, una muestra que ha sido falsamente considerada como la típica de una población de la cual ha sido tomada, y con la falacia conocida como PROBAR CON EJEMPLO, generalización inapropiada con la que se pretende probar un caso general partiendo de uno o más ejemplos.

Opinión personal:

Creo que el presentador trata de presentar una simple opinión propia, como un argumento lógico y ante la falta de unos mínimos datos estadísticos que lo avalen, recurre a falacias y sesgos cognitivos, pues su intención no es demostrar nada, sino convencer, en una acción propia de la retórica y tratando de revestir sus argumentos de una falsa apariencia sobre la base autorizada (La Auctoritas de Umberto ECO), a la que añade innumerables sesgos cognitivos, entre los que destacaría como más reconocibles, los siguientes:

Sesgo de Confirmación o de autoservicio: Es la tendencia de las personas a favorecer la información que confirme sus propios presupuestos o hipótesis, sin importar si la información es verdadera.

Sesgo de Punto Ciego: Es la tendencia a no darse cuenta de los propios prejuicios cognitivos o a verse a sí mismo como menos sesgado que los demás.​

Prejuicio de Pertenencia al grupo o prejuicio de socio: Es la tendencia de las personas a tratar de manera preferente a quienes perciben como miembros de su propio grupo.

Sesgo de Disconformidad: Es la tendencia a realizar un crítico escrutinio de la información o a desecharla cuando contradice sus principales creencias y aceptar sin criterio aquella información que es congruente con ellas.

Por otro lado, España es el país más descentralizado de Europa y hay que recordar que uno de los determinantes del fascismo es precisamente lo contrario, la idea de Estado monolítico. Que el Gobierno de turno, ahora el PP, sea más o menos conservador, puede hacer que aparezcan los rasgos propios de las políticas y el ideario conservadores, y que son compartidos por el fascismo, y una vez presentes sea fácil atribuirlos al fascismo en un sesgo de Afirmación del Consecuente.

Pero habida cuenta que la descentralización desmiente por sí misma el fascismo como régimen instituido y que, además dicha descentralización es la que propicia que Gobiernos Autonómicos muestren con más énfasis que el Gobierno Central, los mismos signos de fascismo (Culto a la tradición de Vascos y Catalanes, rechazo al pensamiento crítico, miedo a la diferencia, nacionalismo, miedo y envidia al “enemigo”, elitismo, populismo, y el uso de la lengua como neolengua) y el hecho de que los partidos de la oposición hagan también uso de estos rasgos, como el Principio de Guerra Permanente (Asaltar el Cielo), populismo cualitativo (No nos representan, la casta), o el llamamiento a las clases medias frustradas, hace todo ello, nada creíble que el Estado Español pueda concebirse en la actualidad como un régimen fascista, aunque puedan encontrarse ejemplos más o menos numerosos de actitudes que, bien pueden interpretarse como signos fascistas, pero también como signos de otra cosa.

Naturalmente, quienes vean el vídeo o quienes lean este artículo, podrán percibirlo de forma muy distinta entre sí y con respecto a mí o a mi amigo, pero todos estaremos influidos por algún sesgo cognitivo, principalmente el sesgo de autoservicio, el prejuicio de socio y, para finalizar, porque tapa todos los otros sesgos, el sesgo de Punto Ciego.

Yo he intentado ser muy consciente de todo ello a la hora de analizar el video y luego, a la hora de emitir mi opinión he luchado para no transmitir en ella mi propio sesgo de confirmación. Espero haberlo logrado.

 

(*) Para más información sobre los sesgos y las falacias, visitar:

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Sesgos_cognitivos#Argumentum_ad_baculum